Novedad

Novedad

El poder de la tecnología japonesa para combatir malezas resistentes

Summit Agro desembarcó en Arteaga, Santa Fe, para mostrar en vivo las últimas novedades de la innovación japonesa.

En una jornada a pleno sol, cerca de 150 productores, asesores y técnicos fueron testigos de las últimas novedades de Summit Agro en materia tecnológica en un encuentro que se llevó a cabo en Arteaga, provincia de Santa Fe.

A través de la presentación de una serie de lotes demostrativos, se pudo ver en vivo y en directo el modo de acción de la nueva  tecnología Axeev, recientemente lanzada al mercado por la empresa japonesa. “Esta tecnología consiste en una nueva familia de herbicidas que viene a controlar gramíneas anuales y yuyo colorado desde la preemergencia, que es hoy uno de los problemas más grandes que hay en Argentina en malezas resistentes”, expresó Marcos Mares, vicepresidente de Summit Agro.

“En el relevamiento que hicimos detectamos más de 13 millones de hectáreas afectadas con Amaranthus resistente. También observamos distintos tipos de gramíneas (eleusine, echinochloa, chloris)  que cubren una superficie de varias millones de hectáreas”, detalló Mares.

Summit Agro está desarrollando varias jornadas por distintas regiones productivas. El martes tuvo lugar en Ordoñez, Córdoba, ayer en Arteaga, Santa Fe y la semana que viene planean realizar otra en Esperanza . “El año que viene se van a hacer algunas jornadas en el sur de Buenos Aires, porque el producto también funciona en cereales, en trigo, para observar la cuestión del lolium que es otro problema  también muy grande”, adelantó el vicepresidente de la empresa.

La cocina de la tecnología japonesa

Summit Agro es una compañía de origen japonés, que tiene más de 400 años de historia en Japón. “ En Argentina venimos creciendo los últimos años de la mano de la problemática de malezas resistentes . Nos dedicamos más a la investigación y desarrollo, no tanto a lo que son productos genéricos. Entonces eso hace que tengamos que hacer este tipo de jornadas para mostrar las tecnologías nuevas, cómo funcionan y estar más cerca del productor desde el punto de vista técnico”, explicó Mares.

El vicepresidente expresó que buena parte del crecimiento de la compañía proyectado para los próximos 5 años está soportado por la tecnología Axeev. “Estamos estimando un crecimiento muy fuerte principalmente por los dos productos que estamos lanzando, uno es FIERCE, que es esta molécula nueva más flumioxazin, que es la droga del sumisoya, y el YAMATO que estamos lanzando para el sur de Buenos Aires para la problemática de gramíneas en trigo y cebada”.

El valor diferencial de la empresa es el acceso a la tecnología japonesa. “Hoy somos la única empresa de origen japonés en el mercado y el acceso a esa cocina japonesa es nuestro valor diferencial más importante. Y por supuesto el trabajo de toda nuestra gente adaptando esa tecnología japonesa a las condiciones del campo argentino”.

Beneficios de la tecnología Axeev

Mara Pavan gerente de Desarrollo de Summit, brindó detalles de los distintos ensayos demostrativos que se realizaron en los lotes: “Lo que pudimos recorrer con productores y técnicos fueron distintos tratamientos que muestran esta tecnología, FIERCE, que combina flumioxazin con pyroxasulfone, en condiciones de alta presión de gramíneas y yuyo colorado. Las dos problemáticas en el mismo lote, en la misma parcela”.

“Pudimos mostrar el beneficio de aplicar FIERCE frente a otros testigos químicos de la competencia e incluso a nuestra recomendación anterior que era sumisoya combinado con metolacloro”, detalló Pavan.

 

 

Consultada respecto a los primeros resultados obtenidos, la gerente expresó: “Esta primera campaña fue un semi lanzamiento pero algunos productores llegaron a aplicarlo. Las experiencias hasta ahora son muy buenas, tanto en control de colorado como de gramíneas, así que esperamos que el año que viene sea más masivo”.

Además, Pavan contó acerca del fungicida RACE, que tuvo su protagonismo en una de las estaciones: “Debido al momento del año lo que mostramos fue RACE en el cultivo de maíz, enfocado al control de roya.  Pudimos ver cómo actúa en distintos híbridos, con distintas susceptibilidades. Podría también mostrarse la eficacia en tizón, pero todavía por la época del año no se dio la enfermedad”.

Por último, la especialista brindó recomendaciones de aplicación: “Lo que le decimos al productor es que priorice el control con pre emergentes, que de hecho el mercado se está moviendo por ese lado y cada vez son más las hectáreas tratadas con pre emergentes en nuestro país, por gramíneas o por amaranthus”.

En primera persona: la experiencia de un asesor

Mario Komorovski, ingeniero agrónomo y asesor,  contó acerca de su experiencia en la aplicación de FIERCE: “Lo que uno valora es el control que tiene de las malezas más problemáticas, que son comunes a muchas zonas de Argentina, principalmente yuyo colorado y gramíneas. Como estamos viendo en esta franja que está tratada con FIERCE el control es excelente y ahí tenemos tratamiento con un competidor y la diferencia es grande. Lo otro importante es la residualidad, el control efectivo de la maleza, que es de 50 a 80 días”.

Por Sofía Espejo Agrofy News